El arte del cubano Carlos Luna, se exhibe en el Museo de los Pintores Oaxaqueños

  •   En compañía del titular de la SECULTA, Alonso Aguilar Orihuela, el artista inaugura la exposición “Green Machine: El Arte de Carlos Luna”, la cual se centra en la riqueza cultural de la Cuba rural, de su sabiduría popular y tradiciones religiosas afrocubanas.
  •       La obra es organizada por el curador invitado Dr. Bárbaro Martínez Ruiz y viajará posteriormente a Washington D.C.

Abierta al público hasta el mes de febrero próximo

mupo-carlos-luna-1

Oaxaca de Juárez, Oax. Noviembre,2016. (realidadesoaxaca.com). El Museo de los Pintores Oaxaqueños (MUPO) fue el escenario para que el artista cubano Carlos Luna montara la exposición: “Green Machine: El Arte de Carlos Luna”, que desde esta semana está abierta al público hasta el mes de febrero próximo en sus instalaciones ubicadas en la avenida Independencia número 607, esquina García Vigil, colonia centro, Oaxaca de Juárez.

Considerado como uno de los artistas contemporáneos más destacados, Carlos Luna cuenta historias y relata fábulas a través de 65 obras que están en armonía culturalmente con los cambios en los entornos sociales y políticos de los tres países donde ha vivido y creado arte con la humanidad que hace que estos lugares sean palpitantes; se trata de Cuba, México y Estados Unidos.

A lo largo de 465 metros cuadrados de exhibición en las principales galerías del MUPO, el artista acerca al público, piezas de gran y mediano formato, con técnicas como óleos, mixtas y tapices.

Algunas obras más destacadas de su exhibición son: Tapices Jacquard y obras en láminas de metal con pátina y hojas de aluminio, creados en Magnolia Editions; Comales de cerámica de Talavera creados en Puebla, México; Materiales mixtos sobre papel y madera; y su óleo a gran escala sobre lienzo.

Durante la inauguración de la muestra, el artista autodenominado como mexicano comentó que exponer aquí es un privilegio, pues su obra muestra la polinización cruzada de influencias al vivir y trabajar en Cuba hasta 1991, posteriormente en México por 13 años, y ahora en Miami desde 2002.

“Nací en Cuba pero tomé la elección de asumirme como mexicano; este país influyó en mi trabajo a lo largo de 13 años y asumí con libertad mi vida; me dio una familia, enriqueció mi trabajo de manera profunda y ahora en los Estados Unidos, me consideran un artista mexicano y no cubano”, compartió.

mupo-carlos-luna-2

Durante su recorrido por las salas del MUPO cada espectador entrará en un goce visual estético, resultado de la inspiración que tomó de artistas oaxaqueños como Rufino Tamayo, Rodolfo Nieto, Rodolfo Morales, Francisco Toledo, entre otros.

La obra es organizada por el curador invitado Dr. Bárbaro Martínez Ruiz y viajará posteriormente a Washington D.C.

Para el artista caribeño siempre le ha gustado su oficio, el goce de la técnica, pues siempre ha tenido atracción por los pequeños detalles por elaborar las cosas. “Hay algo maniático por hacer eso y es mucho lo que me redefine, soy muy excesivo con todos los procesos. Por eso, el dibujo y la línea son muy marcadas en mi trabajo, constantemente estoy tejiendo los procesos que definen mi trabajo icónica o visualmente.

Recordó que su conexión con Oaxaca empezó con el artista Rufino Tamayo pero después “el mezcal y la comida hicieron su parte, creando un candado”, aunado a los amigos y colegas que admira, así como a los artistas, cuya maestría le han servido como patrón para mantener una vara alta sobre la calidad de la obra.

En su oportunidad, el Secretario de la Cultura y las Artes (SECULTA), Alonso Aguilar Orihuela, dijo de su lado que a esta institución le interesa hacer vínculos con la estética local que se proyecta a nivel internacional. En el caso de Carlos Luna –dijo- se ve de manera inmediata por su vinculación con artistas como Rufino Tamayo, tal y como lo muestra su exposición montada en la planta baja del MUPO, donde se exponen 60 piezas de la obra gráfica del oaxaqueño.

Rufino Tamayo y el maestro Carlos Luna mantiene un enorme vínculo, pues el maestro Tamayo rompió con la tendencia del muralismo en México, mejor conocido como una escuela que obnubilaba todo lo que se hacía en el país y en Cuba, el arte se resumía en la actitud estética de Carlos Luna ante lo que sucedía en su país, situación por la cual tuvo que huir debido a la persecución de que era objeto, pues a los 17 años realizó un cuadro crítico contra el régimen de su país. Fue nombrado por críticos de arte como “el enfant terrible” de la pintura cubana.

Para el funcionario, es importante que creadores como Carlos Luna que conjugan el aspecto social y estético expongan en Oaxaca, toda vez que “el arte plástico y las artes visuales en Oaxaca no solo se nutren de artistas locales sino de nivel internacional, y una función importante de la SECULTA es traer la obra de artista internacionales. Para conocer a Carlos Luna es necesario viajar a Miami, París o España, cuya obra en esta ocasión es albergada en un espacio que reúne a artistas de primer nivel, abonando a la contribución visual de artistas locales.

Luna sigue creando sus obras de alfarería con cerámica Talavera en el afamado taller Santa Catarina en Puebla, México. También en Magnolia Studios en California donde sus tapices son diseñados y producidos El título Green Machine (Máquina Verde) alude a la importancia de la selva conocida como El Monte, un lugar sagrado en la tradición afrocubana el cual uno debe penetrar para encontrar significado.

De acuerdo con el curador invitado Bárbaro Martínez Ruiz, la exposición se centra en la riqueza cultural de la Cuba rural, de su sabiduría popular y tradiciones religiosas afrocubanas. La obra en sí es audaz con auténticos comentarios políticos y dispuestos a propinar un golpe verbo-visual al trazar su recorrido con refranes, adivinanzas, garabatos parecidos al grafiti.

Loading Facebook Comments ...

Aun no hay comentarios, puedes ser el primero.

Deja un comentario