Al viejo estilo del PRI, Pepe Toño Estefan, pretende engañar a simpatizantes.

 

IMG_20160311_182812

 

 

Alfonso Rodríguez.

CRÓNICA.

El día estaba marcado en el calendario, viernes 11 de marzo del 2016, hora las 3 de la tarde, lugar la calle de Derecho Humanos, a un costado del estadio de beisbol, casa de los Guerreros de Oaxaca.

Al candidato a la gubernatura de Oaxaca, por la coalición, PRD y PAN, José Antonio Estefan Garfias, mejor conocido en el mundo de la polaca, como “ricitos de oro”, lo vi, a la altura de la estación del ADO, yo viajaba en un autobús del transporte público, él claro, en su flamante camioneta color gris plata, sus guaruras a bordo de otra camioneta le trataban de abrir paso ante el intenso tráfico de esa tarde calurosa.

Al llegar al lugar de la reunión, sus adeptos, simpatizantes y una bola de acarreados, que recordaban inmediatamente las viejas técnicas del PRI, lo esperaba, ondeando banderitas con los colores del PRD y del Partido Blanquiazul o sea el PAN de Oaxaca, igual que en los tiempos pasados y remotos del partido tricolor, se escucharon vivas y porras a Pepe Toño, sus guaruras le abrieron paso con una valla, para separarlo de la muchedumbre, más porras y vivas para “ricitos de oro”.

Por fin la marcha o calenda arrancó, obviamente los guarros de Pepe Toño, pararon el tránsito ante la desesperación, los recuerdos del 10 de mayo y el intenso sonar de las cornetas de los automovilistas y chafiretes del transporte público.

La avanzada de acarreados, ya esperaba al candidato a la gubernatura de la coalición, Con Rumbo y Estabilidad para Oaxaca, CREO, a las afueras de las oficinas del PAN de Oaxaca, sobre la banqueta de la calle de Manuel Ruiz, unos trataban de taparse el sol con periódicos, cartones, las banderitas de colores que cargaban, otros agarrando a sus niños o cargándolos, les daban de comer tortas, y bebían agua o refrescos que anteriormente les habían obsequiado para que siguieran al renganche de acarreados.

Las bandas trataban de amenizar el paso de Pepe Toño y sus seguidores, después vuelta a la derecha en la calle Escuela Naval Militar, afuera de las oficinas del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana, IEEPCO, también ya lo estaba esperando otra bola de asistentes, un grupo de mujeres que vestían camisetas del Partido del Sol Azteca, comentaron entre ellas, que “… habíamos esperado 18 años este momento, para que Pepe Toño, se registrará oficialmente ante el IEEPCO, como candidato a la gubernatura, imagínate, esperamos una eternidad”.

Pepe Toño o sea “ricitos de oro”, entró por la puerta principal del IEEPCO, mientras un locutor se desgañitaba al micrófono, tratando de despertar a los acarreados, que se escondían debajo de los árboles para taparse el sol y pedían a gritos botellas de agua, estos botes de agua, nunca llegaron.

El desconcertado merolico, seguía insistiendo en que la muchedumbre le cantará porras y le echará vivas a Pepe Toño, apenas y les arrancaba unos resoplidos.

Una camioneta que fue habilitada a toda prisa por los guaruras de “ricitos de oro”, sirvió como templete para que saliendo de su registro oficial, diera un mensaje a sus seguidores y a la muchedumbre, a toda máquina se pusieron varios micrófonos, solo uno sirvió y fue el que le dieron a Pepe Toño.

Vistiendo una camisa blanca y con collares de flores, trato de engallar la voz y realizó su discurso.

Mucha gente cansada de los rayos solares, sedientas y con hambre, porque no alcanzaron tortas, agua, ni refrescos, se retiraron antes de que “ricitos de oro”, finalizará con su perorata, él insistió en que su registro como candidato a la gubernatura del estado de Oaxaca, le sabía a triunfo, pero la muchedumbre tenía la boca seca y poco a poco se perdieron en la distancia.

Nuevamente los guarros de Pepe Toño, le abrieron paso entre los asistentes y él con varios de su comitiva, se subieron a la moderna camioneta y abandonaron la colonia Reforma. 

Loading Facebook Comments ...

Aun no hay comentarios, puedes ser el primero.

Deja un comentario