Pide Defensoría a autoridades regular y vigilar condiciones de albergues privados para menores de edad.

  • Preocupa la situación de cuidados alternativos en albergues privados.
  • El organismo defensor solicita aplicar un plan individualizado de atención.
  • Cada niña, niño y adolescente debe ser valorado de manera personal.

ddhpologo

Oaxaca; Oax. La Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca hace un llamado a las autoridades para que de manera estratégica e integral brinden todos los elementos necesarios que garanticen los derechos de las niñas, niños y adolescentes alojados en los 20 albergues privados que funcionan en la entidad.

En este sentido, el organismo autónomo manifiesta su preocupación por la situación que afrontan las niñas, los niños y adolescentes en situación de cuidados alternativos en los albergues privados activos en la entidad, ya que éstos no cuentan con reglamentación y normatividad para su funcionamiento u operación, o dichas normas no son del conocimiento público.

Ante las denuncias hechas en forma pública respecto a los malos tratos, abusos y violencia que sufrían 30 niñas, niños y adolescentes alojados en la casa hogar “Hijos de la Luna”, la Defensoría del Pueblo de Oaxaca pide que las autoridades competentes regulen y vigilen las condiciones en las que se encuentran todos los albergues privados de este tipo.

El organismo defensor considera que el estado tiene la obligación de vigilar los espacios que albergan a niñas, niños y adolescentes, pues las autoridades no pueden ser omisas ante situaciones que puedan violar los derechos de las y los menores de edad.

El caso del albergue Hijos de la Luna demuestra que la violencia en este tipo de instituciones es generalmente el resultado de un conjunto de factores asociados con el funcionamiento de la propia instancia, por ejemplo, la precariedad de sus instalaciones en términos de salubridad, la falta de condiciones de seguridad y el hacinamiento, expuso el organismo autónomo. La Defensoría señaló que esto queda evidenciado en el caso específico de Hijos de la Luna, ya que la Fiscalía General de Justicia del estado difundió que, durante su intervención en las instalaciones del albergue, pudo observar que éste carecía de condiciones adecuadas, por ejemplo, las camas estaban infestadas de chinches, además de que las niñas y los niños presentaban desnutrición y enfermedades intestinales por falta de higiene adecuada.

El organismo defensor señaló que esos inconvenientes se sumaron a la falta de personal capacitado para trabajar con niñas, niños y adolescentes, de modo que generaron la aplicación y uso de la violencia en medidas disciplinarias y como formas de control, así como aislamiento social, que constituye en sí mismo una forma de violencia.

El organismo autónomo recalcó que este tipo de violaciones ocurrieron en el caso del albergue Hijos de la Luna, donde la Fiscalía recibió denuncias sobre malos tratos y golpes a niñas y niños que estaban supuestamente al cuidado de esa casa hogar. Además –recapituló la Defensoría–, la Fiscalía estatal también informó que las niñas y los niños de este albergue estuvieron sometidos a abuso y violación sexuales por parte de las personas encargadas de administrar el albergue. La Defensoría de los Derechos Humanos llama a las autoridades para que generen los mecanismos adecuados que regulen el funcionamiento de las instituciones residenciales de acogimiento de carácter privado, a fin de que quienes presten el servicio tengan mecanismos de supervisión y control que garanticen cuidados adecuados y con pleno respeto a los derechos humanos de quienes estén albergados.

El organismo defensor, para el caso específico de la casa hogar “Hijos de la Luna”, solicita que de manera urgente las autoridades apliquen un plan individualizado de atención que tenga como fin la restitución de los derechos de las niñas, niños y adolescentes rescatados.

La Defensoría insta a las autoridades correspondientes para que el proceso de investigación de los posibles delitos cometidos en contra de las niñas, los niños y adolescentes, se realice sin someterlos a un proceso revictimizante que propicie la estigmatización de las y los afectados al poner en riesgo su seguridad.

Asimismo, la Defensoría pide que las decisiones a adoptar tengan un enfoque de derechos humanos, es decir, que las decisiones se tomen considerando el contexto y los antecedentes específicos de cada niña, niño y adolescente, además de que sean integrales.

Para ello, el organismo defensor considera importante incluir en las medidas de protección a los progenitores de los menores de edad.

Para finalizar, la Defensoría exhorta a las autoridades para que sus acciones procuren el mejor resultado y favorezcan ampliamente los derechos de las niñas, los niños y adolescentes, así como que el proceso de procuración de justicia sea pronto, expedito y con la plena aplicación del Protocolo para la Aplicación sea pronto, expedito y con la plena aplicación del Protocolo para la Aplicación de la Justicia para Niña, Niños y Adolescentes en los 20 albergues privados que funcionan en la entidad.

Loading Facebook Comments ...

Aun no hay comentarios, puedes ser el primero.

Deja un comentario