Mujeres istmeñas buscan alternativas para evadir la crisis económica

  • Migdalia Domínguez Robles, ama de casa que vive en una de las colonias de las partes altas de esta localidad, comentó que su tiempo libre lo aprovecha para asistir a cursos de corte y confección a fin de poder instalar un pequeño taller que le permita obtener recursos económicos para poder hacer frente a la aguda crisis que afecta la mayor parte de los habitantes de este lugar.

Proyectan  publicar calendario de efemérides de Salina Cruz

Por LUIS RAMOS

SALINA CRUZ, OAX.- Con la finalidad de poder sobrevivir a la crisis económica que afecta en las familias de escasos recursos que viven en las colonias más alejadas del centro de esta ciudad, muchas mujeres asisten a los cursos de corte y confección, bordados, repostería y cocina.

Migdalia Domínguez Robles, ama de casa que vive en una de las colonias de las partes altas de esta localidad, comentó que su tiempo libre lo aprovecha para asistir a cursos de corte y confección a fin de poder instalar un pequeño taller que le permita obtener recursos económicos para poder hacer frente a la aguda crisis que afecta la mayor parte de los habitantes de este lugar.

Hizo mención que la mujer istmeña se caracteriza por su arduo trabajo, dejó en claro que tienen que sacrificar su tiempo, esfuerzo y energías, pero sobre todo, equilibrar su tiempo para no descuidar los quehaceres del hogar.

Con la ilusión de tener su propio trabajo, la femenina, aprovecha bien los cursos que imparten los responsables, y al llegar a casa, pone en práctica los conocimientos adquiridos, con la intención de aprender rápidamente.

Nuestra entrevistada, es madre de tres hijos menores de edad que estudian la educación básica, y comenta que los apoyos que reciben de los programas del gobierno estatal y federal, son de gran ayuda, sin embargo, aseguró que las mujeres están conscientes de la necesidad de incrementar sus bienes económicos que les permita tener una mayor seguridad de seguir enviando sus hijos a la escuela.

También, comentó que el bordado del traja de la mujer istmeña, es un arte muy bonito que le ha llamado la atención desde su niñez, por eso mismo, acude a los talleres de bordado, donde también puede ver a sus compañeras aprendiendo a tejer los huipiles que forman parte del atuendo de las mujeres istmeñas en las festividades.

Por último, indico que la crisis económica se puede enfrentar con valor, fe y en vez de preocuparse, ocuparse en algo que pueda aportar las herramientas que permita a las amas de casa tener su propio negocio.

Loading Facebook Comments ...

Aun no hay comentarios, puedes ser el primero.

Deja un comentario